Del cómic a la pantalla: Los secretos de las animaciones 2D de la serie "Lord Cochrane, Capitán de Mar y Guerra"













En un año de grandes logros para las animaciones chilenas, el diseñador y dibujante de cómics Christian Luco (co-autor de la novela gráfica “El Modelo de Pickman”, junto a Gabriel Aiquel y Gilberto Villarroel, basada en un relato de H.P. Lovecraft) está muy contento, porque recién durante mayo de 2016 vio la luz un proyecto en el cual venía trabajando desde el año 2012: la serie documental “Lord Cochrane, Capitán de Mar y Guerra”.

Esta serie, dirigida por Christian Aylwin y escrita y producida por Gilberto Villarroel, fue rodada en 16 ciudades de 7 países: Inglaterra, Escocia, Francia, Grecia, Chile, Peruy﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽Francia, Grecia, Chile, Perlwin y escrita y producida por Gilberto Villarroel, fue rodada en 16 ciudades de 7 paú y Brasil. Pero sin duda uno de sus elementos más distintivos son las animaciones 2D, con estética de cómics, que el equipo realizador utilizó en los 3 episodios para recrear fragmentos relevantes de la vida de Lord Thomas Cochrane, el marino escocés que luchó por la independencia de Chile, Perú, Brasil y Grecia y cuyas acciones en las guerras napoleónicas le valieron el apodo de “El lobo de mar” (“The Sea Wolf”).

“Fueron 4 años de trabajo, desde que Gilberto Villarroel me invitó a participar en este proyecto –cuenta Christian Luco-. Primero hicimos dos tráilers y luego, cuando conseguimos el apoyo del Consejo Nacional de Televisión, pudimos rodar toda la serie. En 2014, cuando se estrenó el remake de la serie Cosmos y vimos que también utilizaron animaciones con estética de cómics para recrear episodios en las vidas de grandes astrónomos, supimos que no andábamos tan perdidos y que este código iba a funcionar. Fue muy importante jugársela por esto, pues permitió incorporar a la serie otro plano narrativo: el punto de vista del propio Lord Cochrane, a través de sus memorias, en unas lecturas dramatizadas hechas por el artista visual Andy Dockett”.

Aquí hay otros tips que nos dio Christian Luco sobre la forma en que realizó las animaciones:

ANÁLISIS DEL GUIÓN: El proceso de las animaciones de Lord Cochrane comenzó con la lectura del guión, conversaciones con el equipo realizador y el apoyo de lectura y pinturas de la época. Con esto fue posible hacerse  una idea del carácter, aspecto, gestos faciales y corporales de Cochrane y diseñar una gráfica para el personaje principal de una manera sintética pero expresiva y que permitiera un sistema de trabajo fluido.
STORYBOARDS: Cada escena de las animaciones fue desarrollada previamente a través de storyboards hechos a mano, con lápiz grafito y plumón. Recogía los textos y datos del guión para traducir gráficamente y de la manera más completa la idea (muy similar al trabajó de cómic que hemos hecho previamente con el guionista Gilberto Villarroel). Estos storyboards los fuimos discutiendo con el director, Christian Aylwin, y con el equipo y determinábamos si relataban correctamente la historia y si funcionaban los elementos audiovisuales que pretendían (ritmos, luminosidad, ángulos de cuadro, paneos, focos de cámara etc).

ILUSTRACIONES Y FOTOS: Una vez aprobado un storyboard (por lo general trabajamos por capítulo), comencé a ilustrar cada cuadro a con el software Adobe Illustrator (ilustración vectorial) y preparaba cada elemento para ser animado por separado. Luego, le daba texturas en Adobe Photoshop con fotografías para dar un aspecto más "realista" a los entornos: El resultado fue una mezcla muy interesante donde la síntesis de los personajes (tipo cómic) convive en un entorno medianamente similar a nuestra realidad, permitiendo una relación estética menos distante entre animación y filmación (como en "Tintín y el lago de los tiburones”).

ASISTENTE: En esta etapa conté con la ayuda de una asistente, la diseñadora e ilustradora Itzá Maturana Luco, quien fue tomando parte de los storyboards para convertirlos en ilustraciones preliminares y así mantener un ritmo que permitiera la entrega oportuna de tremenda cantidad de ilustraciones y detalles. Este trabajo en equipo fue muy importante para el correcto desarrollo de las ilustraciones.
SECUENCIAS ANIMADAS: Con las ilustraciones listas y muy bien organizadas en carpetas enumeradas, comencé el proceso de animación a través del software Adobe Premiere Pro. Aquí lo fundamental fue conocer los ritmos y tiempos. No había que hacer sincronización de labios para las voces, ya que todo era en off, pero sí debía apoyarme en estas narraciones para determinar los tiempos de cada secuencia. Esta etapa es la más lenta de todas. Cada movimiento debe ser cuidadosamente aplicado, las capas, desenfoques de elementos, luminosidad, ¡todo! Es como armar un diorama de papel y darle vida a través de la luz y movimiento. Las animaciones por sí solas funcionan muy bien, pero no es hasta que son acompañadas por la música, voces y efectos de sonido creados por Pedro Santa Cruz (más el gran trabajo del montajista, Martín Núñez) que cobran real vida.
PORTAFOLIO ONLINE: Mi portafolio online lo pueden revisar en : www.behance.net/christianluco

Comentarios

Entradas populares de este blog

La inmolación de Sebastián Acevedo - Por Quintín Oyarzo.

Jorge Baradit opina sobre "Cochrane vs. Cthulhu": "Un engendro maravilloso, entretenido y único"