El graffiti que recuerda a Cochrane en los muros de Westminster Abbey, en Londres


Tras ser acusado de fraude en la Bolsa de Comercio de Londres, Lord Cochrane fue juzgado y sentenciado. Eso le significó ser dado de baja de la Marina y perder su condición de caballero de la Orden de Bath, que había ganado en 1809 por hundir a la mitad de la flota de Napoleón frente a la isla de Aix. Su escudo de armas, que colgaba sobre un muro de la capilla de Henry VIII en Westminster Abbey, en Londres, fue retirado, lanzado al suelo y pateado hasta la calle. Y tuvo que devolver la condecoración. Años más tarde, tras sus acciones heroicas en Chile, Perú, Brasil y Grecia, recibió el perdón real y su escudo volvió a ser instalado en la abadía, hasta su muerte. Nadie contaba con que un alguien, probablemente un chileno armado con un cuchillo, tallaría en aquellos centenarios muros de madera el único graffiti que se conoce hasta la fecha en los mil años de historia de la abadía y el único que sus autoridades han tolerado. Dice: Cochrane-Chile-Libertad-Viva. La historia es real y la contó uno de sus descendientes, Michael Cochrane, comodoro en retiro de la Royal Navy, a su primo Adam Bruce, también descendiente de Lord Cochrane y narrador de la serie "Lord Cochrane, Capitán de Mar y Guerra". Este sábado 28, a las 19 horas, episodio 3 y final de la serie, a través de las pantallas de UCV y de su señal online para todo el territorio nacional. ¡No te la pierdas!

Comentarios

Entradas populares de este blog

La inmolación de Sebastián Acevedo - Por Quintín Oyarzo.

Jorge Baradit opina sobre "Cochrane vs. Cthulhu": "Un engendro maravilloso, entretenido y único"