En UCV TV: Este sábado 28, a las 19 hrs., no te pierdas el episodio 3 y final de la serie "Lord Cochrane..."




El viaje de 65 mil kilómetros realizado a través de 7 países en compañía del tataranieto de Lord Cochrane, Adam Bruce, está a punto de terminar. Este sábado 28 de mayo, a las 19 horas, no te pierdas el episodio 3 de la serie documental "Lord Cochrane, Capitán de Mar y Guerra", dirigida por Christian Aylwin, escrita y producida por Gilberto Villarroel y narrada por Adam Bruce.

LORD COCHRANE, CAPITÁN DE MAR Y GUERRA. EPISODIO 3. SINOPSIS:
En Valle Alegre, Quintero, Lord Cochrane introduce en la agricultura chilena las primeras herramientas de metal y el cultivo de zanahorias y nabos. También trae el primer buque a vapor que navega en Chile. En el presente, su tataranieto, Adam Bruce, inaugura un parque eólico en Cuel, en el sur de Chile, utilizando la energía del viento para producir energía eléctrica. En 1823 Cochrane parte a Río de Janeiro. El Emperador Pedro I lo contrata como comandante de la Escuadra de Brasil. Al mando de apenas 4 buques, expulsa a los portugueses de las costas de Brasil y, mediante un audaz bluff, consigue la rendición de la provincia de Marañao, la más rica del país. Incorpora al Brasil la Amazonia, el 40 por ciento del territorio actual del país. Pedro I lo nombra Marqués de Marañao, título que su familia mantiene hasta hoy. Luego Cochrane parte a Grecia, donde es nombrado almirante y participa en el fracasado intento del ejército griego por liberar a la Acrópolis del asedio turco. Cochrane no logra entenderse con los griegos y regresa al Reino Unido, donde obtiene el perdón real y recupera su rango de caballero de la Orden de Bath y su grado de marino. Escribe sus memorias. Es el único héroe vivo de las guerras napoleónicas y goza de gran prestigio. Sigue inventando armas y perfeccionando la lámpara de aceite. Muere a los 85 años y es enterrado, con un funeral de Estado ordenado por la Reina Victoria, es la Abadía de Westminster, donde los marinos chilenos le rinden homenaje cada año. Pablo Neruda le dedicó un poema épico, titulado "A Lord Cochrane de Chile". Para sus descendientes su mayor triunfo es el que, al final de su vida, Lord Cochrane alcanzó la paz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La inmolación de Sebastián Acevedo - Por Quintín Oyarzo.

Jorge Baradit opina sobre "Cochrane vs. Cthulhu": "Un engendro maravilloso, entretenido y único"